La receta definitiva de las albóndigas en salsa de la abuela

¿Quién puede resistirse a la receta de albóndigas en salsa de toda la vida? ¡Sí! La que cocinaban nuestras abuelas y heredaron nuestras madres, la que te hace mojar pan hasta que el plato quede reluciente.

Pues bien, hoy en el blog de Carnicería Rivas develamos los pasos para cocinarlas, el secreto mejor guardado del recetario tradicional mediterráneo.

¿Estás list@? ¡Coge papel y lápiz porque empezamos!

Ingredientes:

  • Albóndigas caseras listas para cocinar de Carnicería Rivas
  • Harina para rebozar las albóndigas
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • ½ pimiento rojo
  • 100 g de guisantes
  • 400 g de patatas
  • 2 dientes de ajo
  • 125 ml de vino blanco
  • ½ de caldo de pollo
  • Azafrán
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

¡A los fogones!

  • Enharinamos las albóndigas ya compradas listas para cocinar y las doramos en aceite de oliva virgen extra suave. Simplemente consiste en sellarlas.
  • A continuación, las pasamos a un papel absorbente y… ¡Ya tenemos listo el punto clave de la receta!
  • Proseguimos la receta con la elaboración de la salsa. Para ello, lavamos y troceamos en daditos muy pequeños la cebolla. En segundo lugar, laminamos el diente de ajo en una cazuela baja. Añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y sofreímos la cebolla y el ajo.
  • Mientras tanto, lavamos y picamos en pequeños trocitos la zanahoria y el pimiento rojo.
  • Una vez tengamos la cebolla y el ajo al punto, añadimos al cazo el resto de ingredientes que hemos troceado y salpimentamos al gusto.
  • Añade una cucharada de harina y tuéstala durante un minuto removiéndola continuamente.
  • Dejamos que los ingredientes suelten todo el jugo durante 5 minutos aproximadamente.
  • Cuando los líquidos se reduzcan incorpora el vino blanco y déjalo cocinar a fuego muy bajo. Espera durante aproximadamente 15 minutos para que las verduras queden perfectas de cocción.
  • Pasado el tiempo oportuno, añade las albóndigas a la cazuela, seguidas del azafrán y el laurel. Una vez el vino haya reducido, incorpora el caldo de pollo caliente y los guisantes. Déjalo al fuego durante 10 minutos. ¡Recuerda! Si la salsa se queda muy espesa, puedes reducirla con agua.
  • Déjalo reposar durante 5 minutos y mientras tanto, aprovecha para freír las patatas que acompañarán a las albóndigas… ¡Cortadas de tu forma favorita!
  • ¡Enhorabuena! Ya has terminado tu receta de albóndigas en salsa de la abuela.

Consejos del Chef

  • Siempre puedes sustituir las patatas fritas por un puré de patata o arroz blanco para acompañar a las albóndigas.
  • Una buena opción también es sustituir los guisantes por un paquete de menestra de verduras congeladas… ¡Para los que anden más apurados de tiempo!
  • ¡Ojo con el azafrán! En cuestión de segundos se quema y queda inservible.

¡Síguenos en Facebook e Instagram para mantenerte al día de todos nuestros descuentos, novedades, productos y recetas!

 

VOLVER

Nuestra web utiliza Cookies para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Ver política de cookies.